domingo, noviembre 26, 2017

Dispensacionalismo VI: Dispensación de la Ley

El tema que traigo a continuación es bastante extenso para cubrir, sin embargo, me limitaré a dar una descripción general de esta dispensación, debido a que abarca todo el tiempo desde Moisés hasta el tiempo de Cristo, en los cuales hay demasiados puntos interesantes de historia y es más, aún no termina, sino que está en una especie de "pausa", pero nos deja enseñanzas de las variadas experiencias de Israel y su trato con Dios a nosotros que seguimos a Cristo.

La quinta dispensación es la llamada ‘Dispensación de la Ley.’ Duró casi 1,500 años, desde el Éxodo, hasta que fue suspendido después de la muerte de Jesucristo. Esta dispensación continuará durante el Milenio, con algunas modificaciones. 

Durante la Dispensación de la Ley, Dios trata específicamente con la nación judía, a través del Pacto Mosaico, o la Ley, que se encuentra en Éxodo 19-23. 

La dispensación incluyó la liberación de Israel, su tiempo en el desierto, el cumplimiento de la promesa de llegar a "la tierra en la que fluye leche y miel", el tiempo de los jueces, el tiempo de los reyes de Israel, el división entre Judá e Israel, los tiempos de cautiverio y la revelación de los tiempos finales a Daniel en Babilonia.

En ésta dispensación de hacen muchas figuras al tiempo venidero, Dios muestra su plan de redención completo para rescatar finalmente a la humanidad de su naturaleza corrompida y establece gran cantidad de principios sobre su carácter y su soberanía, así como deja ver su trato y especial aprecio por la humanidad, la adoración en el templo dirigida por sacerdotes, con la dirección adicional dicha a través de los voceros de Dios, los profetas, lastimosamente con el tiempo, debido a la desobediencia del pueblo al pacto, las tribus de Israel perdieron la Tierra Prometida y fueron sujetos a servidumbre.

La Ley fue dada por Dios por medio de un mediador, este es, Moisés, no para redimir al hombre, sino, para hacerle entender su condición de pecador y de impío ante Dios, incapaz de poder alcanzar la Justicia y ser justificado por el mismo, sin embargo, a través de los profetas reveló "el camino a seguir" para la humanidad, mostrándonos la promesa de un mediador de "un nuevo pacto" en el cual la humanidad lograría su redención y acercamiento hacia Dios.



Imagen relacionada

No hay comentarios:

Publicar un comentario