sábado, marzo 19, 2016

Dispensacionalismo II: Dispensación de la Inocencia

Dispensación de la Inocencia

Hola a todos, en ésta ocasión continuaremos con la serie que buscará explicar el dispensacionalismo de la manera más clara posible, el tema de hoy es "La Primera Dispensación":

La primera dispensación es llamada la "Dispensación de la Inocencia", ésta abarca desde Génesis 1:28-30 y 2:15-17, es decir, ésta dispensación cubre el período en que Dios realizó la creación y Adán y Eva estuvieron en el Jardín del Edén.


El hombre fue creado en estado de inocencia, es decir, sin pecado, sin naturaleza caída, puro ante Dios Su Creador, a imagen y semejanza de Él. Fue colocado en un ambiente ideal, y fue sujeto a una prueba absolutamente simple y sencilla de superar. 

En esta dispensación los mandatos de Dios eran:
1) Poblar la Tierra con Hijos: Dios le mandó a Adán y a Eva que se multiplicaran, es decir, que tuvieran hijos para poblar la tierra de manera natural.

2) Sojuzgar la Tierra: La palabra "Sojuzgar" significa "cultivar", así que Dios le dijo al hombre que cultivara la tierra, de la cual comería, labor que en aquel tiempo no era pesada como lo es ahora, pues la tierra estaba en un estado puro, sin maldición.

3) Tener Dominio sobre los Animales: Adán, aparte de nombrar los animales, el dominaba sobre ellos, pero no en el sentido maltrato, sino que les daba órdenes y ellos obedecían.

4) Cuidar del Jardín: La humanidad tenía el privilegio de ser los mayordomos del jardín precioso que Dios había creado.

5) Abstenerse de Comer el Fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal: Todos sabemos que fue en éste mandamiento que el hombre cayó en pecado, pues desobedeció la orden de Dios, no significa que Dios no quería que el hombre fuera inteligente, sino que Dios deseaba que el hombre permitiera dejarse cuidar por Dios con una fe plena en Él. 

Dios les advirtió del castigo de muerte física y espiritual si desobedecían. Esta dispensación llegó a su fin por la desobediencia de Adán y Eva al comer el fruto prohibido y su consecuente expulsión del Jardín del Edén.

De éste punto en adelante, se realizó el primer sacrificio, con el cual, Dios vistió a los hombres con la piel de dicho animal, siendo el Edén ocultado de los hombres hasta el día de hoy.


Bueno, espero ésto les haya sido de edificación y ampliación de conocimiento para cada uno de ustedes, más adelante vendré con la segunda dispensación: "La Dispensación de la Consciencia"

José Ricardo Morán Magaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario