lunes, enero 25, 2016

SIN PACIENCIA NO PODRÁS VER ACTUAR A DIOS

Jeremías 2:13: Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.
Es común llegar a una etapa en la que la paciencia se termina cuando estamos atravesando problemas. Realmente a nadie nos gusta pasar por problemas, es incómodo no encontrar respuestas y ver que cada día todo empeora más y más.
Cuando Israel el Pueblo de Dios, emprendía el viaje a su tierra prometida encontramos que en cierta ocasión Moisés a quién Dios había elegido para ser el líder del Pueblo subió a un monte alto pues Dios así se lo pidió porque quería darle las tablas de la Ley (los 10 mandamientos). Moisés tardo “mucho” en regresar para el Pueblo de Israel y por no tener paciencia ellos mismos decidieron no esperar más y construir un “dios” porque según ellos el Dios que es el único existente y Poderoso no significaba nada para ellos, ellos querían un dios que se pudiera palpar desde el punto de vista humano.
¿Pudiste notar como es importante la paciencia?... En repetidas ocasiones nos hemos visto muy afanados, abatidos, sin esperanza e incluso desilusionados por no ver realizadas las peticiones que hemos hecho a Dios, existe un vacío en tu interior al no lograr lo que quieres, pero si lees detenidamente el párrafo anterior veras que aunque Moisés aparentemente “tardaba” lo que en verdad sucedía era que a través de ese “tardar” Dios estaba preparando estatutos que servirían para que el Pueblo pudiese dirigirse como Él quería para poder entrar en la tierra prometida; quizá tú digas ¿Si Dios dijo que estaría conmigo porque no veo su mano en mí? Y la respuesta es que EL si está contigo y la mano que tu no dices ver es la mano que en medio del problema que estás pasando te está preparando para que cuando recibas lo que has pedido estés listo para no malgastar tu bendición.
Sino esperas en la respuesta de Dios y te alejas de Él, entonces tu estarás actuando conforma a la cita con la que comienza esta reflexión, pues te olvidaras de la mano proveedora de Dios y cavaras para ti cisternas rotas (significa conducirte por tus propios esfuerzos).
Es importante aclarar que lo que sea que tú estés pasando: Enfermedad, problemas financieros, etc. Sin paciencia nunca lograras cumplir el propósito de Dios para tu vida, respecto a esto vemos esta cita bíblica:
Hebreos 10:36: porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.
Por ultimo debes entender que todo proceso es necesario, y si Dios determino que tu pases por ellos nada ni nadie lo cambiara…
Job 23:10-14: Mas él conoce mi camino;
Me probará, y saldré como oro.
 Mis pies han seguido sus pisadas;
Guardé su camino, y no me aparté.
Del mandamiento de sus labios nunca me separé;
Guardé las palabras de su boca más que mi comida.
 Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar?
Su alma deseó, e hizo.
14 El, pues, acabará lo que ha determinado de mí;
Y muchas cosas como estas hay en él.

No importa lo que estés pasando solo debes ser paciente y nuca dejar de tener comunicación con Dios, pues será eso lo que te llevara a descubrir y entender que Dios quien comenzó la buena obra en ti, la terminara, no importa aunque duela lo que estés atravesando Dios está contigo, no lo dudes, lucha con tu mente hasta que ella entienda que Dios está contigo y que así como El prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo así lo cumplirá.

Gracias a la Sangre de Cristo tenemos entrada libre y directa a la Presencia de Dios, no olvides eso tu eres hij@ de Dios y eso nada ni nadie te lo arrebatara y si aún no lo eres y estás leyendo esto debes entender que no es una casualidad que estés aquí, Dios te trajo y permitió que leyeras esto para que sepas que EL te ama, así que ven a Él, no importa como estés, como te sientas, lo que importa es que Él te ama por lo que eres, y si deseas recibirle, solo dile:
Dios, reconozco que en verdad estoy lejos de ti y que necesito tu perdón, entiendo que solo tú puedes salvarme y me arrepiento de mis pecados, decido recibirte como mi Dios y suficiente Salvador personal, en El Nombre de Jesús Amen¡¡.



No hay comentarios:

Publicar un comentario